¡El juego que dan las latas!

Se acerca la navidad y muchas nos volvemos locas pensando en que juguetes comprar ¿verdad? Pues ¿sabéis qué? la mayoría de cosas interesantes para ellos no hace falta comprarlas en una juguetería, las tenemos en casa. Hoy os enseño como con unas latas podemos crear un interesante juguete.

El material que necesitamos es:

Enganchamos el aeronfix y hacemos el orificio por donde después podrán introducir las tapas metálicas.

 

 

Me pregunto como algo tan sencillo de preparar les puede dar tanto juego. A Tesorito le encanta cuando después de mucho esfuerzo él solito consigue introducir la pieza por el orificio. Cuando la pieza entra es una gran fiesta, ríe, aplaude y todo su cuerpo expresa lo contento que está. ¿Crees que si yo le ayudara seria tan motivador para él? Seguramente no, ya que no seria algo que ha conseguido hacer por si solo y la satisfacción no sería la misma.

Todo es física, todo el tiempo… La gravedad funciona. Esto es obvio para nosotros, pero es un descubrimiento sorprendente y encantador para ellos.

Aquí podéis ver a D introduciendo monedas de joguines grapat

 

Mientras juegan practica la coordinación oculo-manual. Esto significa utilizar los ojos y las manos para colocar las cosas donde queremos que vayan. Es un trabajo que requiere mucha precisión. Los pulgares y dedos deben trabajar de manera muy precisa para conseguir introducir las piezas.

Hasta aquí la preparación de esta sencilla actividad. a continuación os enseño otras versiones para momentos evolutivos anteriores a encajar y por último una versión posterior, para jugar a encajar con más precisión.

 

Un primer paso, llenar y vaciar

Vamos por partes, mucho antes de jugar a encajar muestran interés por llenar y vaciar recipientes. Tesorito ha descubierto este juego con 10 meses, pero ya sabéis que cada bebé es diferente. Para saber si les ha llegado el momento solo hace falta observar atentamente su juego.

Así que la primera versión de este juego seria ofrecerles la lata sin tapa, para que jueguen al placer de meter y sacar cosas.

 

Aquí os muestro algunos objetos (piñas, piedras, cadenas y tapas metálicas) pero podéis ofrecerles todo aquello que se os ocurra y que no sea peligroso para ellos. Si son objetos reales, naturales i variados más interés tendrá para ellos. La variedad de materiales les permitirá descubrir diferentes texturas, peso… Y en función del material emitirá un sonido diferente al caer dentro de la lata o al picar entre ellos.

 

Un segundo paso

Un segundo paso podría ser poner una tapa pero haciendo una obertura que les permita meter la mano y sacarla por si mismos. De esta manera descubren que los objetos entran, desaparecen y al meter la mano vuelven a aparecer. Esto les ayudará a adquirir el concepto de permanencia del objeto (comprensión de que los objetos siguen existiendo aunque no puedan ser vistos, oídos o tocados)

 

Tercer paso, precisión

I finalmente, más adelante, quizás a partir de los 18 meses. Cuando ya tienen un buen dominio óculo-manual les podemos presentar un nuevo reto. Introducir bastoncillos por un pequeño orificio.

A D con 18 meses le encanta llenar la lata una y otra vez. Dedica un buen rato a llenarla introduciendo cada bastoncillo muy concentrada. Mientas juega su cuerpo expresa un gran esfuerzo de concentración y quietud para conseguir la precisión que necesita. Algo impensable hace tan solo unos meses.

La infancia se basa completamente en descubrir cómo funciona el mundo y estos materiales, aptos para ellos y sin peligros les ayudan a descubrir muchos conceptos.

 

Reflexiones que me surgen cuando les presentamos un nuevo material:

¿Y si le presento esta actividad a mi hij@ y le busca otra utilidad? ¿Aceptaré que lo haga? ¿Porqué no debería aceptarlo? ¿Porque yo se lo he presentado pensando en otra utilidad? ¿Y si no le hace ni caso?

Que cada niño pueda sentir-se libre de descubrir el mundo a su manera, sin que les limitemos, acompañándolos y confiando en ellos. Su instinto y su fuerza vital para desarrollarse hará que juegue a una cosa o a otra en función de lo que necesite en cada momento. Os invito a que confiéis en ellos.

La función de los juguetes no es tener entretenidos a los niños sino ayudar al niño/a a descubrir el mundo y estimular su actividad sensorial.

Nos vemos en el siguente post,

 

4 thoughts on “¡El juego que dan las latas!”

  1. Enhorabuena silvia por el blog. Qué guay ver así a tu pequeño! Oye… de donde sacas esas tapas de la lata q parecen tan blanditas?
    Abrazos

    1. Hola Cristina! Las latas pueden ser de diferentes cosas: leche de continuación, cereales, cacao… Nosotros tenemos de varias cosas diferentes y todas nos van bien. Gracias por tu aportación 🙂

  2. Me encanta! Me quedó mucho más claro con el post y estoy muy entusiasmada de hacerlo para mi peque 🙂
    Qué tal un post sobre las botellas sensoriales?
    Manualidades de vacaciones!
    Gracias bonita!!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *